Compartir en Twitter

martes, 29 de noviembre de 2011

¿Aún no tienes una estrategia online?


No estamos en crisis.

Dejemos de hablar de crisis y de cuándo vamos a salir de ella. Lo que está ocurriendo, lo que ha ocurrido,  es algo mucho más profundo que va a cambiar, que está cambiando, que ya ha cambiado la forma de entender y de hacer negocios tal y como los hemos conocido hasta la fecha.

No estamos en crisis, lo que tenemos es una situación de mercado tipo que tenemos que reconocer en primer lugar y asumir después para ponernos a trabajar con ahínco en este nuevo entorno. Porque los cambios afectan al ámbito social, cultural y empresarial.

Pero ¿qué factores han influido en esta nueva realidad empresarial, social y cultural?

Pues los movimientos migratorios, la globalización y los avances tecnológicos entre otros. La llegada de internet ha revolucionado la forma de comunicarnos, la forma de comportarnos e incluso nuestros hábitos. Han aparecido nuevas oportunidades y se han reescrito las normas de relación empresarial, centrándonos tan sólo en este ámbito.

A regazo de internet han aparecido los medios sociales (social media), plataformas de comunicación sin contenido, en la que los contenidos los incluyen los usuarios. Redes sociales como Facebook, Twitter, LinkedIn o plataformas de contenidos como Youtube o Flickr por señalar sólo las más conocidas, han influido radicalmente en la forma de acceder a contenidos, la forma de exponernos hacia los demás y la forma en la que los demás nos perciben.

Estamos en la era share. Los usuarios comparten eventos, emociones, sentimientos y se relacionan con las marcas que les aportan valor y aquellas que les envían los mensajes que les interesan.

¿Cómo mi empresa tiene que plantearse la nueva realidad online?

Pues como ya he comentado, lo primero es ser conscientes de este cambio. Si la empresa no es permeable a lo que está ocurriendo, difícilmente va a dedicar tiempo a la estrategia online.

En mi opinión, el primer paso es hacer una auditoría sobre el conocimiento que los consejos de administración y los comités de dirección tienen sobre social media. Esta es una labor que el CEO no va a poder delegar, va a tener que tomar “el toro por los cuernos” y hacer que, desde el primero hasta el último de los empleados, reciban una formación sobre social media y el impacto que tiene este fenómeno sobre la empresa.

¿Pero tan importante es tener una estrategia online en estos momentos?

Pongamos encima de la mesa algunas realidades para contestar a esta pregunta.

1.       Según informe de Ericsson, el crecimiento de uso de smartphones es exponencial.
a.       Los usuarios de smartphones triplicarán el uso de datos hacia finales de año.
b.      Entre el 2011 y 2016 se espera un incremento que multiplique por diez el consumo de red en estos dispositivos, a tal punto que iguale a las computadoras.
2.       Incremento de la gama de dispositivos que dan acceso:
a.      Tablets
b.      Notebooks
c.       Netbooks
d.      Smartphones
3.       Las marcas son cada vez más débiles:
a.       Las barreras de entrada cada vez son más bajas:
Y si no que se lo digan al sector turismo, al sector de la música, prensa escrita, editoriales…
Se han reinventado sectores y lo que es más importante, se van a reinventar sectores, lo que quiere decir que hay que anticiparse, porque de una u otra forma tu sector se verá afectado y el momento de actuar es ahora si quieres que tu  marca tenga una buena representación online dentro de 5 años.
En el futuro todas las marcas tendrán una dimensión social.
4.       Las marcas están expuestas.
a.       A lo que dicen los propios empleados
b.      A lo que dicen los clientes
Y no van a poder evitarlo. ¿No será interesante entonces tener un canal abierto en esas redes para poder interactuar con tu cliente y con sus comentarios?
Se van a crear redes sociales dentro de las empresas, redes sociales internas.
5.       Democratización del acceso a la información.
6.       Se iguala el poder competitivo: ahora cualquiera es creador de contenidos, no por ser una empresa de 50.000 empleados tienes una ventaja en Youtube.

Como ya he dicho, los hábitos están cambiando, principalmente en los más jóvenes (que serán los consumidores del futuro). Los adolescentes no ven la televisión porque dedican buena parte de su tiempo libre a estar “conectados”.

Entonces me pregunto: ¿tiene sentido invertir en TV de forma masiva respecto a las redes sociales? ¿Habrá que ir desinvirtiendo en TV para ir incrementado la presencia en medios sociales? Parece ser que sí y cuanto antes vayamos teniendo claro la manera de hacerlo pues mucho mejor y el primero que lo haga tendrá, momentáneamente, una ventaja competitiva hasta que su competencia se dé cuenta, pero mientras tanto el que se haya posicionado correctamente habrá estado en un océano azul obteniendo magníficos rendimientos.

Pero la realidad es que las empresas no son capaces de adecuar su velocidad de actuación a la eclosión digital que ha surgido a nivel individual yendo a remolque de la misma, siendo más acentuada esta situación en empresas que no pertenecen al sector digital.

¿Qué objetivos tiene que marcarse mi empresa dentro de la estrategia online?

Ha día de hoy, muchas empresa no tienen perfil en Twitter, Facebook, LinkedIn…así que el primer objetivo sería tener una presencia en las principales plataformas y por encima de todo en aquellas afines a nuestro target de clientes.

Uno de los valores de las redes sociales es ESCUCHAR. Por lo tanto debemos escuchar lo que dicen de nuestra empresa.

Por otro lado hay que generar contenidos de interés para nuestros clientes o fans. Los fans, clientes e incluso los empleados serán los embajadores de la marca allá donde la marca no puede llegar.

El objetivo del siglo XXI a nivel de comunicación será hacer llegar el mensaje que nosotros queramos a nuestro público objetivo en un entorno caracterizado por el ruido mediático (cualquiera puede generar contenido) y de elevada competencia.

Podrás utilizar las redes sociales como un potente focus group.

Y tendrás que obsesionarte por generar confianza, comunicar valores y por la experiencia del usuario que por ejemplo, en una empresa de retail comenzará online, para terminar en el punto de venta.

Siguiendo con el ejemplo de retail, las empresas tienen que preguntarse cómo pueden vender su producto de forma online e ir articulándolo ya. Ahora. El momento es ahora. En algunos casos puede ser más sencillo que en otros pero ten por seguro que si se vende en una tienda, se puede vender por internet así que ¿por qué no adelantarse a la competencia?

Además…si lo vendes en tu país, ¿por qué no en todos los países?

La venta online iguala a grandes y pequeños.

En resumen, la estrategia online es imprescindible porque el desarrollo del social media es imparable, ha cambiado paradigmas, formas de interactuar, comunicarse, vender, ha eliminado barreas, ha reducido distancias, ha igualado potencialidades, ha cambiado hábitos de consumo pero sobre todo, es una fuente de magníficas oportunidades.

Ahora que los mensajes que comunican las empresas, sean del sector que sean, se han uniformado en dirección al precio, es buen momento para plantearse nuevos caminos, es momento de tomar posiciones en medios sociales y la empresa que sepa anticiparse obtendrá sus réditos.

Entonces… ¿Crees que es buena idea tener una estrategia online?

Os dejo este vídeo ilustrativo:

video

Francisco Galán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres añadir un comentario hazlo aquí